Buscar

Dieta Anti Estrés y Ansiedad

Actualizado: jun 16


Los atracones y las “ganas de comer” que te hacen quebrar la dieta y aumentar de peso ¡llegaron a su fin!


Las causas son muchas, las razones aún más, pero la cuestión es que estás frente a la alacena a punto de “pecar”. Una fuerza incontrolable te guía y el "deseo" de algo rico puede más que tus ganas de adelgazar. Y como ya lo sabes, ese "placer momentáneo" te dará varios días de frustración, tristeza y desazón.


Si ya viviste esta situación, sabrás lo que se siente y las consecuencias nefastas que trae. Pero, ¡no eres la única!, más del 87% de las personas que se acercan a Tengo Un Plan!® reconocen haber sufrido esos deseos descontrolados por comer “algo rico” y hoy han logrado superarlo.


En las líneas siguientes encontrarás los puntos centrales que fueron desarrollados en el Live “La Dieta Anti Estrés y Ansiedad”, que puedes ver haciendo click aquí.


Te recomiendo que leas el artículo y veas el video para tener una comprensión total del tema y puedas resolver un problema que afecta directamente tu salud física, mental y emocional.


¿Hambre o Ganas de Comer?


Antes de atacar de lleno a esa ansiedad que te lleva a comer de más, debes identificar el problema y bajo ningún punto confundir al hambre con las ganas de comer.


Si decides “pecar” acéptalo, disfrútalo y continúa con tu plan, pero siempre se consciente del problema y asume tu responsabilidad.



Causas de tu Ansiedad por la Comida


A continuación encontrarás las causas más comunes de la ansiedad por la comida, sin embargo cabe destacar que este es un problema multifactorial, el cual por lo general está apoyado en varias o todas estas causas.


Origen Emocional: Estrés, heridas del pasado, sentimientos “atragantados”, baja autoestima o una conversación interna negativa son el motor de tus “ganas de comer” sin necesidad.


Origen Hormonal: Desequilibrio hormonal, síndrome premenstrual, niveles bajos de leptina y ghrelina, son solo algunas de las causas hormonales.


Origen Químico: Estimulación excesiva del sistema nervioso central mediante químicos naturales o artificiales afectan tus niveles de estrés y ansiedad.

Origen Intestinal: Una flora intestinal pobre o “enferma” está directamente relacionada con el aumento de hambre, los desequilibrios metabólicos y los estados de humor.

Deshidratación: el centro de hambre y de sed comparten las mismas regiones cerebrales y a veces las señales pueden confundirse. Por eso, antes de comer, ¡toma agua!    Falta de Sueño: Cuando duermes mal, todo funciona mal, se produce un desbalance químico, físico y energético que tiene como consecuencia todos esos síntomas que quieres evitar.

Piloto Automático: Comer de forma inconsciente, como una acción mecánica asociada a una actividad determinada. Ver tv y picar algo, ir al cine y comprar palomitas sin ganas de comer y tantas otras oportunidades donde la comes sin necesidad.


La mejor forma de resolver este problema, sea por la causa que sea, es aplicar una estrategia que incluye técnicas de nutrición y técnicas psicoemocionales.


Estrategia PsicoEmocional


Respira:

Lo que voy a contarte ahora es la técnica más importante de todas, la Respiración Consciente. ¿Cuántas veces al día tomas consciencia de tu respiración? ¿Cuántas veces al día te tomas 15 segundos para respirar de verdad? No hablo de esa respiración automática y repetitiva.



Estoy hablando de inspirar, sentir el aire entrando, aguantarlo unas milésimas de segundos y soltarlo pausadamente, sintiendo nuevamente lo que pasa con tu cuerpo. 15 segundos para ti, cambiarán tu vida de una manera inimaginable.


¿Quieres un secreto milagroso? Tómate 15 segundos para respirar. No te voy a explicar sus beneficio, ni te voy a contar todo lo que podrás hacer con esta técnica, tendrás que descubrirlo por ti misma.


Prueba, hazlo ahora. Respira, aguante un "chín" y suelta suave, deja ir todo y retoma tu rutina regular. Te sorprenderás todo lo que esta técnica hará por ti. Cuantas más veces la uses, mejor será.


Toma Agua:

Tomar agua pura y cristalina, no saborizadas, durante todo el día es una estrategia fundamental para “engañar a tu cerebro”. El agua en tu estómago obliga a las hormonas de la saciedad a ponerse en acción y tu cerebro da la orden de no tener más ganas de comer.


Ya sé, respirar y tomar agua no parecen “Estrategias Mentales”, pero lo son, porque para cumplir ambas con regularidad tendrás que poner un esfuerzo mental en recordarlo o un recordatorio en tu teléfono 😉 pero hazlo porque son un pilar elemental del cambio.


Estrés y Emociones:

Ese torbellino de ideas y sentimientos domina nuestra mente y afecta nuestro cuerpo. Por eso son tan importantes el agua y la respiración, la forma natural de combatir los síntomas, pero para ganar la batalla tienes que atacar a la enfermedad.


Normalmente las personas asocian la forma que tiene de comer con una “falta de fuerza de voluntad” para alimentarse correctamente, pero no es así.


Comer es un placer, ayuda a mantener tu cuerpo bien nutrido, reduce los niveles de estrés. Nos hace sentir bien y es la forma más rápida y simple de obtener satisfacción.


Si tienes atracones o antojos desesperados, y eso te ha hecho subir de peso, es evidente que tienes una “necesidad de placer extra”, lo que demuestra que existen áreas de tu vida que no están como desearías.


Para vencer este tipo de ansiedad por la comida debes trabajar mucho sobre tus emociones, tu conversación interna y como te afecta lo que te rodea. El problema no son las circunstancias, sino lo que te hacen sentir.


Es aquí donde el Método PsicoEmocional actúa, porque tú no eres igual a nadie y las soluciones genéricas necesitan ajustes especiales y sería un honor para mi ayudarte a encontrar la solución a tu problema.


Si deseas una Asesoría Personalizada puedes hacer click aquí para tener contacto por Whatsapp.


Trabaja tu Autoestima:

Tu valoración personal y la percepción que tienes de ti es la luz que te guía. Todas tus desiciones están basadas en la confianza que tienes en tus capacidades y habilidades. Estás en lo correcto tanto si crees que no lo conseguirás, como si crees que sí lo harás.


Invierte en Tí y en tus Proyectos:

Tus sueños, tus proyectos, tus hobbies son una guía que no debes negar. ¿No sabes que hacer con tu vida? Escúchate, pregúntate que te gustaría hacer y comienza con algo simple.


¿No tienes tiempo? ¡Usa La Técnica del Mini-Hábito! Pero no dejes de hacer algo por lo aquello que te gusta hacer y si “nunca” encuentras tiempo, deja de mentirte y asume que eso no es lo que quieres hacer, porque el que quiere hace y el que no pone excusas.


Recuerda que no se puede pasar del desorden al orden en un abrir y cerrar de ojos. Las transformaciones requieren tiempo y aprendizaje para que sean conquistas reales y duraderas. No llega antes el que va más rápido, sino el que sabe adónde va.


Estrategia Nutricional



Una alimentación saludable te ayudará tanto a nivel físico como emocional y al consumir los siguientes alimentos podrás reducir el estrés y la ansiedad, pero siempre cuidando las porciones, porque lo saludable en exceso también es malo.


1. Aguacate

La mitad de un aguacate aporta más potasio, ayuda a bajar la presión arterial de forma natural, contiene vitaminas B, fibra y grasas monoinsaturadas, necesarias para la salud del cerebro. Al consumirla junto con carne de res, cerdo, pollo o pescado blanco crea un efecto saciante que durará por varias horas.


2. Salmón

Excelente por su aporte de ácidos grasos Omega 3 y su alto contenido de magnesio, el cual ayuda a la relajación, combate la inflamación, regula el azúcar en la sangre y previene el aumento de las hormonas del estrés.


*Consejo: Si buscas bajar de peso, intenta no consumirlo junto a otras grasas saludables, como por ejemplo el aguacate, porque corres el riesgo de consumir calorías de más. Aquellas personas que hacen la Dieta Keto, pueden hacer la combinación sin problemas.


3. Cítricos

La vitamina C en las naranjas, limas, limones, mandarinas o toronjas reduce el cortisol y la presión arterial, lo que reduce las respuestas negativas al estrés. Además de ofrecer los nutrientes necesarios para tener un sistema inmunológico en óptimas condiciones.


4. Espárragos

Ricos en ácido fólico, son aliados excelentes para combatir la ansiedad, la tristeza o un mal estado de ánimo. Bajos niveles de ácido fólico están directamente relacionado a la depresión y la ansiedad.


5. Chocolate 85% o más de Cacao

El chocolate negro reduce el cortisol, la hormona involucrada en los procesos de estrés y ansiedad y libera reacciones químicas en nuestro cerebro, que nos hacen sentir mejor.


Al igual que el aguacate y los frutos secos, debes poner mucha atención en las porciones.

6. Blueberries o Arándanos

Repletos de antioxidantes y vitamina C, son ideales para combatir el estrés, combatir los radicales libres y reparar los daños celulares


7. Almendras

Alivian naturalmente el estrés gracias a su contenido de zinc, magnesio, vitaminas B2 y vitamina E. Son un snack ideal cuando te atacan las ganas de comer.


8. Espinaca

Las espinacas son una fuente inagotable de beneficios, no solo para combatir el estrés, sino para todas las funciones de tu organismo.


9. Chía

Las semillas de Chía contienen triptófano, un aminoácido que ayuda a la liberación de serotonina, lo que nos da una sensación de calma y nos reduce la ansiedad.


10. Pavo

El pavo también es rico en triptófano, el cual ayuda al cerebro a liberar seratonina, la cual interviene en el proceso químico de la sensación de felicidad.


11. Avena

La avena es rica en vitamina B, magnesio y fibra, ayuda a la buena salud del sistema nervioso y actúa como un sedante suave y natural.


12. Yogurt

El yogurt, especialmente el tipo “griego”, contiene probióticos, los cuales ayudan a cambiar la respuesta del cuerpo al estrés y la ansiedad. Además, los lácteos en general contienen triptófano, que como ya mencionamos, nos da sensación de relajación.


Estas son las algunas de las estrategias que debes aplicar día a día para eliminar los ataques de ansiedad por la comida. Pero para no desistir durante el proceso, a continuación te explico varios trucos que puedes usar cuando el “hambre mental” te afecta.


Trucos para No Caer en la Tentación


Mastica chicle de menta:

El acto físico de masticar nos da sensación de tranquilidad, al aumentar el flujo sanguíneo al cerebro. La menta combate la ansiedad y reduce naturalmente el apetito.


Evita las bebidas excitantes:

Café, té, bebidas energizantes o productos con cafeína son el peor enemigo de la ansiedad. La cafeína es un estimulante del sistema nervioso y eso también estimulará tus niveles de estrés y ansiedad, por lo tanto evítala al máximo y experimentarás resultados sorprendentes.


Agrega un poco de picante:

La capsaicina, sustancia que hace picante a los picantes, reduce la sensación de hambre y aumenta el gasto calórico al promover la termogénesis.


Usa Infusiones Reductoras y Saciantes:

Recuerda que todo es una cuestión de combinaciones. Combina las infusiones con una alimentación saludable y calóricamente controlada y verás resultados sorprendentes. Combínalo con una alimentación calóricamente descontrolada y verás que no servirán para nada.

Pasiflora: mezcla una cucharada de pasiflora con dos de tilo y dos de manzanilla. Toma 4 tazas al día.


Flor de azahar: vierte una cucharada de pétalos secos en una taza de agua hirviendo, deja enfriar, cuela y bébelo 1 vez al día.


Valeriana: es la más calmante. Si no te gusta su fuerte olor, puedes optar por los comprimidos.


Melisa: tomada una hora antes de las comidas principales para evitar comer en exceso.


Combinar infusiones en un mismo día está permitido, pero recuerda que lo que cuentan son las calorías. Los milagros existen, pero no te harán bajar de peso.


Evita los productos ultraprocesados:

El glutamato monosódico, los edulcorantes químicos, la sacarina o el jarabe de maíz de alta fructosa que contienen los snacks dulces o salados, la bollería industrial y los productos procesados en general, incluido los productos “Light o de Dieta” producen desequilibrios químicos muy peligrosos para tu cerebro y tu organismo en general.


Que no tengan calorías no significa que no tengan consecuencias y los productos saborizados artificialmente, tanto dulces como salados, provocan adicción y eso te lleva a esa necesidad desesperada de consumirlos.


El conocimiento te da libertad y desde allí puedes elegir lo que te conviene y lo que no o al menos hacerlo sabiendo las consecuencias. 


Menú Anti-Ansiedad de 4 Días



Este menú está diseñado para combatir la ansiedad. Es un menú variado, práctico y saludable. Es importante que respetes los horarios de comida y que consuma 2 vasos de agua antes de cada comida.


El menú incluye alimentos ricos en magnesio, vitaminas del complejo B y triptófano, además de contener proteína en la mayoría de las comidas para dar más saciedad.

Si tienes dudas o preguntas, puedes comunicarte por WhatsApp, haciendo click aquí o registrando el número +1-305-879-2147 manualmente en tu celular.


Para adquirir el plan de 4 días de la Dieta Anti Estrés y Ansiedad, haz click aquí.

0 vistas

+1 (305) 879-2147

©2019 by Tengo Un Plan de Vida. Proudly created with Wix.com